Tendencias


Cuando constituimos Netpaydump, nuestro espíritu y vocación fue el de ayudar a las personas y a las empresas en como utilizar Internet para mejorar la relación en las operaciones cotidianas, en el día a día.

Para ese año 2014, Gartner ha dado a conocer su visión del escenario tecnológico donde, desde Netpaydump, podríamos resumirlo como el año de la movilidad pujante, donde triunfará la nube personal frente al almacenamiento de archivos directamente en equipos informáticos.

Nuestra visión de la movilidad no esta referida al concepto de una persona siempre conectada, como indicábamos al inicio de este texto, creemos que es fundamental mejorar la “usabilidad” de Internet para mejorar nuestra vida cotidiana, por ello, pensamos que este año presentará un importante desarrollo en el Internet de las Cosas dentro de un mundo cada vez más conectado, es decir, mucho mas cloud, bien sea personal, híbrido, arquitectura cloud/cliente, cloud service broker, etc., donde experimentaremos una gran diversidad de dispositivos móviles y máquinas contactadas.

Por si te interesa conocer más, una pequeña introducción de las tendencias antes mencionadas:


Una de las tendencias de 2013 que se asentará en 2014 es el Internet de las Cosas, es decir, una red no sólo de personas, también de objetos, procesos, datos y lugares interconectados. Esto es así porque a día de hoy el acceso online no sólo es posible a través de los típicos ordenadores portátiles y de sobremesa, su expansión ni siquiera está limitada a smartphones y tablets PC, sino que los usuarios pueden aprovecharse de las conexiones a la Red en otras situaciones, mientras ven la televisión, durante una partida de videojuego, etc., además, no podemos olvidar la multitud de sensores, cámaras, etc., conectados a lo largo y ancho del Globo.

El riesgo para que esta tecnología no se asiente este año es, según Garnet, que gran parte de los proveedores de tecnología no están todavía preparados para aprovechar al máximo las posibilidades del Internet de las Cosas.


También repite este año el concepto de nube personal, que no es otra cosas que recurrir a los servicios de almacenamiento cloud, para guardar, por ejemplo, fotografías, vídeos y demás documentos que vamos generando digitalmente.

No creemos que hoy nadie discuta que almacenar la información en la nube es una alternativa perfecta ya que, además de no tener problemas de espacio, nos ofrece el Don de la ubicuidad en el acceso a la información permitiendo, además, un sincronización plena entre los diferentes dispositivos que tengamos conectados.


La Cloud híbrida lleva mucho tiempo dando que hablar y parece que este año llegará su consagración. Como hemos visto, mucho Cloud, disparidad de dispositivos, infinidad de opciones, etc., aparece en escena los denominados cloud service brokers contratados por las empresas, algo así como sus agentes de servicios en la nube, que en palabras de Gartner se dedican a “agregar valor a uno o más servicios en la nube (públicos o privados) en nombre de uno o más consumidores y a través de tres funciones principales, que incluyen la agregación, la integración y la personalización de la correduría”.

Dicho de una forma mas sencilla, profesionales que centralizan los servicios procedentes de distintos proveedores, clientes y socios para que sean compatibles entre sí, se encargan de entregar información de control y ponen las herramientas de interacción a disposición de los usuarios.


Como podéis ver, el Cloud regresa nuevamente, computing, y a la vez que se cuida a nivel corporativo la implantación de este fenómeno y la extensión de las ofertas elaboradas por diferentes servicios, habrá que dar pasos sólidos para su penetración en el cliente final y de cara a su vinculación con otro fenómeno de máxima actualidad: la movilidad de los usuarios, que aprovechan cualquier situación para conectarse a la Red de redes.

La previsión es que, a medida que se incline la balanza de uso hacia ciertos aparatos como los teléfonos inteligentes, las tabletas e incluso los phablets (esa categoría de equipo informático con tamaño de pantalla a medio camino entre los smartphones y los tablets PC) y se vayan sumando al carro de la conectividad permanente más y más personas en todo el mundo, las aplicaciones nativas o web empleadas para su funcionamiento también requieran de una capacidad de almacenamiento mayor y de un rendimiento en computación notable del lado del servidor. Sólo así se podrán entregar soluciones con suficiente valor añadido.


Entre las diferentes cosas que se necesitan para disponer de movilidad, hay dos fundamentales, el hardware y el software. Del primero podemos decir que la tendencia será hacia la variedad total, no habrá un sólo tipo de Smartphone, es más, seguramente muchos dispositivos que nazcan no serán bajo este concepto.


Para que los dispositivos móviles, smartphones, tablets y PC's, puedan seguir diversificándose y contar con el beneplácito del público, tienen que ir acompañados de un amplio abanico de software de calidad.

Gartner prevé que durante 2014 el rendimiento mejorado de JavaScript comenzará a presionar a HTML5 y al navegador como principal entorno de desarrollo de aplicaciones de empresa. La consultora recomienda que los desarrolladores se focalicen en crear modelos de interfaz de usuario que incluyan voz y vídeo avanzado capaces de conectar a la gente de formas diferentes. Las apps continuarán creciendo mientras que las aplicaciones comenzarán a reducirse, y los desarrolladores buscarán nuevas vías de integrar apps para crear aplicaciones mayores. Además, durante los próximos años ninguna herramienta será la óptima para todo tipo de aplicaciones móviles, por lo que habrá que utilizar varias. La próxima evolución en la experiencia de usuario será conseguir una mayor implicación mediante acciones y emociones que provoquen cambios en su comportamiento.


El concepto de Software-Defined Anything (SDx) incorpora varias iniciativas como OpenFlow, OpenStack, OpenFlow, Open Compute Project y Open Rack, que comparten visiones similares. A medida que las tecnologías Sdx evolucionan y crean su propio ecosistema, las empresas han de buscar la forma de estandarizar estas iniciativas “retando” a los proveedores de tecnología a demostrar el compromiso con las mismas.

La apertura siempre han sido un buen argumento de ventas, pero sin una estandarización, al final, todo puede acabar en un caos. Los fabricantes de tecnologías SDN (red), SDDC (centro de datos), SDS (almacenamiento) y SDI (infraestuctura) están intentando mantener el liderazgo en sus dominios respectivos, y esto les hace reacios a la adopción abierta de estándares, ya que esto contribuye a reducir los márgenes y les obliga a introducir características competitivas, aunque ello suponga que el cliente pierda la oportunidad de ganar en simplicidad, reducir costes y consolidar de un modo eficiente.


Las TI a escala Web es un patrón de computación que parte de las ofertas de los grandes proveedores de servicios Cloud y que, como tal, obligará a repensar algunas posiciones TI.

Amazon, Google, Facebook y otros grandes proveedores de servicios están reinventando la manera en que se suministran las TI. Sus capacidades van más allá de las ventajas de escala y tienen como señas de identidad la velocidad y la agilidad. Si las empresas no quieren quedarse rezagadas, deberán emular los procesos, las arquitecturas y las prácticas de estos proveedores. Gartner llama a la combinación de todos estos elementos ‘Web-scale IT’, un modelo que cambiará la cadena de valor de las TI de un modo sistemático. Los centros de datos están diseñados con unas perspectivas de ingeniería industrial que ofrece pocas oportunidades de ahorro de costes y superar esa fase va más allá que rediseñar las instalaciones con objetivos de eficiencia energética para abarcar además el diseño interno de componentes hardware clave como servidores, almacenamiento y redes. Las arquitecturas orientadas a la Web permiten a los desarrolladores construir sistemas muy flexibles y de alta disponibilidad.


Puede que 2014 no sea el año de su “boom” definitivo, seguramente tendremos que esperar hasta 2020, sin embargo, la era de las máquinas inteligentes se irá imponiendo con una proliferación de ‘contextualidad’, asistentes personales y asesores inteligentes, sistemas industriales avanzados y la disponibilidad general de los primeros y esperados vehículos autónomos.

La máquina inteligente será lo más disruptivo de la historia de las TI, como ejemplo, tenemos el caso de la supercomputadora Watson de IBM que, tras participar en el concurso televisivo de respuestas y preguntas Jeopardy! demostrando que puede ganar a la mente humana.


Una décima tendencia a tener en cuenta, y también con enorme potencial de mejora en fechas venideras es la impresión en tres dimensiones, que el año próximo recibirá en el ring a contendientes de peso tipo Hewlett-Packard.

Se espera que el número de impresoras 3D suministradas crezca un 75% en 2014 y que casi se duplique en 2015. El ruido levantado en el mercado de consumo ha hecho que las organizaciones tomen conciencia de que la impresión 3D es un medio real, viable y rentable para reducir costes al mejorar los diseños y permitir redefinir prototipos a corto plazo.



Fuente: Gartner

ORLANDO, Fla., October 8, 2013